MEDITANDO, PASEANDO… APRENDE SHINRIN-YOKU

¿Sabes cuál es el antidepresivo y relajante más potente? LA NATURALEZA.

Siempre disponible, aunque a veces cuando entramos en “Piloto Automático” no podemos valorarla. También solemos pensar que para disfrutar de ella, debemos ir a la montaña, al bosque… y el tener pendiente ese viaje nos sirve de excusa perfecta para pensar que no es el momento, pero…

“Siempre puede ser el momento de disfrutar de ella y bajar revoluciones”

Os voy a dar una buena idea, incluso para los que aún andéis por la ciudad, y nunca mejor dicho porque de ANDAR… va la cosa. Existe una Técnica japonesa el “SHINRIN- TOKU” que nos permite transformar nuestro paseo diario, ya sea matutino por una playa, por el bosque o la caminata de camino al trabajo, en una herramienta para generar CALMA y SERENIDAD. Con ella beneficiaremos no solo nuestra parte más espiritual e interna, sino que también actúa sobre nuestras capacidades mentales tales como la creatividad, la memoria, la capacidad de reflexión…

“SHINRIN-YOKU” significa “Baño de Bosque”, y está incluida como técnica indispensable en los planes de bienestar de Japón desde el año 1980. Su precursor, el inmunólogo Quin Li, nos invita a que absorbamos el bosque, (o el lugar por el que paseemos) a través de nuestros sentidos, y así lo transmite en conferencias y publicaciones, como  su libro “El Poder del Bosque”. Caminar  poniendo nuestros 5 sentidos en ello, durante un tiempo determinado  es una meditación, DINÁMICA, ya que si recordáis de otro post, lo definíamos exactamente así: “Poner nuestros sentidos en algo, con toda nuestra atención durante un tiempo determinado”

Todo comienza, antes del primer paso, en focalizarnos en nuestra respiración. Durante un par de minutos, simplemente permanece presente en ella, haciéndote consciente de que cuando inspiras estás inspirando y que cuando exhalas estás exhalando. Realiza esta práctica llevando la respiración hacia tu abdomen, en esta zona no se generan pensamientos, y la calma llegará progresivamente. Respeta tu tiempo. Así llagarás a la CALMA, podrás sepárarte del foco de tu preocupación y podrás cambiar la perspectiva. ENCONTRAR OTRA VISIÓN.

  1. ATENCIÓN EN LA PISADA:

Cuando ya notes como la calma llega a ti, es el momento de dar los PRIMEROS PASOS. Lo primero que tienes que saber es que una pisada está compuesta por 2 pasos, primero un pie y tras él el otro. Comienza observando como al avanzar con el pie que se adelanta, el pie de atrás ya está reaccionando y comienza a elevarse…  Permítete poner tu atención en estas pisadas durante un minuto. No tengas prisa, camina lenta y conscientemente.

  1. OREJA HACIA A DENTRO- OREJA HACIA A FUERA:

Ahora es el momento de ir despertando a tus sentidos, pasees por donde pasees, sea un paseo por el parque, un bosque, playa o tu camino habitual. Comienza despertando tu OIDO. Escucha los sonidos que te envuelven como si de una orquesta se tratase, no etiquetes lo que te llegue, simplemente deja que te envuelva y siéntete parte de ella. Desde el SILENCIO escucha tu voz interior.

  1. MATIZ EN LOS MATICES:

Pon atención en lo que nuestros ojos pueden captar, solo con mirar; lo que la naturaleza nos regala al transitar por ella: Colores, brillos, animales, plantas…

  1. AROMAS QUE TE TRASLADAN:

A veces un aroma puede evocar experiencias y situaciones vividas, recuerdos que pueden ayudarnos a hacer más intensas las experiencias que estamos disfrutando. Percibe y disfruta del aroma de la tierra, de las flores, plantas, del césped recién cortado, … el perfume de la persona que pasea a tu lado.

  1. SIENTE LA PIEL:

Déjate acariciar por la brisa, el aire que gira en torno a ti. Concéntrate en sentir en tu piel, en percibir las miles de sensaciones  que hacen que notes algo, un cosquilleo, el sol en tu piel, la humedad o el rocío al pasear por la mañana…

  1. SOBOREA:

El sentido del gusto, puede darnos una buena oportunidad para traernos al presente. Puedes tomar una rama, una hoja, una brizna de hierba fresca y llevarla a tu boca para saborearla.

  1. Y después de cada paso … GRACIAS, solo GRACIAS.

 

Así irás abriendo las ventanas de tu cerebro y permitirá que dejes salir para dejar entrar nuevos estímulos, que te renovarán.

Esta técnica puede llevarse a cabo en ciudades (grandes, pequeñas…) porque fue ideada para ello, en Japón donde viven rodeados de grandes extensiones verdes, pero encerrados en urbes masificadas y de hormigón, que influyen, igual que las nuestras en nuestros niveles de estrés.

BENEFICIOS:

El beneficio de pasear de esta forma, está avalado científicamente por un equipo de la Universidad de Michigan, que descubrió y documentó que estas caminatas tienen un efecto reparador en la habilidad para concentrarnos. La memoria a corto plazo mejora en un 20% (Sage Journal)

Los beneficios de esta técnica son casi inmediatos, permite que nuestra mente “PARE” y se ordene de forma natural, mostrándonos ESPACIO/CALMA, Quietud Física/Quietud Mental… y a la vez nuestro cuerpo recibe oxígeno y aire purificado por os árboles, las plantas, que te rodean.

Podemos elegir cualquier “zona verde” que nos guste, un parque o si tenemos posibilidad un bosque.

  • ELIGE TU MOMENTO: Establece tu mejor hora, la más adecuada para ti, en la que sea agradable para ti pasear y que no tengas que interrumpir por tus quehaceres diarios. QUE SEA TU MOMENTO.
  • LEGGINS Y ZAPATILLAS: Elige una ropa y calzado cómodo, que nada te haga perder la atención.
  • DETENTE: Antes de emprender la caminata práctica el “S.T.O.P”:

“S”: Parar, hazte consciente del espacio que ocupas en este instante.

“T”: (Take a breath) Respire. Focalízate en como respires, en las fases de tu respiración. Concéntrate unos minutos en que cuando inspiras “INSPIRAS” y que cuando exhalas “EXHALAS”. Observa en cómo respiras y en el recorrido que hace el aire en nosotros al inspirar y cómo se relaja el cuerpo al exhalar, y SONRIE….

“O”: Observa. Con los ojos físicos y con los del corazón para empezar a abrir esa ventana, lo que rodea a lo que perteneces como una continuación de la propia naturaleza, en ti.

“P”: Procesa-Actúa: Di mentalmente…”Este es mi primer paso…”

Además la práctica de la GRATITUD aportará a tu alma todo lo bueno que podemos desearle al universo. Él nos lo devolverá.

 

2 comentarios

  1. Gracias. Buenas y prácticas ideas. Un beso

  2. Me ha parecido muy interesante.
    Es verdad que la naturaleza relaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.