MINDFULNESS contra la OBESIDAD INFANTIL

Cuando un niño tiene “SOBREPESO”, el cómo esté a nivel psicológico es fundamental. Su ACTITUD debe ser positiva para sentirse fuerte.

Para que la salud sea adecuada hay que cuidar y prestar atención a la DIETA DIARIA y al EJERCICIO FÍSICO; y para conseguir que ello funcione y el peso se mantenga, es muy importante que la voluntad acompañe, para que pueda seguir las pautas correctas sin que le cueste demasiado esfuerzo y no abandone.

La VOLUNTAD ayudará a no caer en las conductas adictivas o en la depresión, y ayudará a afrontar mejor los cambios de humor que se derivan del esfuerzo que hacen para controlarlo y a veces del hambre que aparece, como reacción emocional a la impotencia que sentimos ante las dietas y restricciones que debemos imponernos.

 

Mindfulness y sus técnicas de ATENCIÓN PLENA, ayudan a disminuir los niveles de ESTRÉS y de ANSIEDAD que generan los procesos de CONTROL ALIMENTICIO y PERDIDA DE PESO; y que son mucho mayores en los niños, por la falta de LIBERTAD que les produce.

Mindfulness y sus técnicas de ATENCIÓN PLENA, cuando se practican de forma habitual, ayudan a disminuir los niveles de ESTRÉS y de ANSIEDAD que generan los procesos de CONTROL ALIMENTICIO y PERDIDA DE PESO; que traen mucho malestar en los niños, por la falta de LIBERTAD que les produce. Esto es así porque con la práctica de Mindfulness se consiguen mejorar los niveles de los hormonas relacionadas con el ESTRÉS y el APETITO: El CORTISOL y la GRELINA.

Disminución de la Ansiedad

Seguir una DIETA IMPUESTA es muy difícil y más para los jóvenes que son más volubles y menos constantes, sobre todo cuando algo les supone un esfuerzo que les roba la energía y no les da nada que les haga sentirse bien. Requieren PRÁCTICAS que de alguna forma les den un PREMIO y les genere BIENESTAR, porque así verán que les merece la pena lo que están haciendo y que después del esfuerzo llega lo bueno.

“Las dietas RESTRICTIVAS pueden aumentar la ANSIEDAD en niños y jóvenes obesos.”

MINDFULNESS + DIETA = PÉRDIDA DE PESO EFICIENTE

Cuando las restricciones aumentan la ANSIEDAD, los síntomas son reconocibles, desde los más leves y suaves: Sudores, Temblores, Morderse las uñas… a otros más graves e intensos: Rabia, Furia, Enfado Recurrente, Animo Bajo (Cambio de ánimo) y Conductas Alimentarias Desordenadas como los Atracones o la Pérdida de Apetito o NO QUERER COMER.

Los niños se encuentran hambrientos y cabreados, y cuanto más intensos sean estos sentimientos más difícil es seguir un proceso para PERDER PESO.

Mindfulness junto con el Control Endocrino, ayudará a ver este proceso y lo que conlleva, con OTRA PERSPECTIVA; Nos ayudará a vivirlo de otro manera, bajando así los niveles de estrés y de ansiedad, y además fisiológicamente hablando la PRÁCTICA DE MINDFULNESS, ayudará a mantener una Presión Arterial adecuada y disminuirá con ello el riesgo de ACCIDENTES CARDIOVASCULARES; que aunque afectan más a los adultos obesos también pueden aparecer en algunos casos con menores.

El Espejo en que mirarse:

Mindfulness supone una inyección a la AUTOESTIMA, aumenta la seguridad personal y en la toma de decisiones. Seremos más amables ante nuestras recaídas.

Mindfulness, permite a todo aquel que lo practica, ser capaz de disminuir el sentido del juicio,  sobretodo emocionalmente. Comienza a valorarse más cada pequeño paso que se va dando y cada victoria que se va consiguiendo. Y esta inyección a nuestra AUTOESTIMA, hace que la persona que practica habitualmente, sienta una mayor seguridad en si misma y en cada una de sus decisiones y acciones; y no se castigará por las posibles recaídas, sino que aprenderá a verlas como el siguiente punto de partida, para continuar y NO ABANDONAR.

Esto es posible porque la práctica de Mindfulness, generará un cambio en nuestro ánimo, que se volverá más SERENO  y CALMADO. Y además sentiremos mucho más ESPACIO INTERIOR. Todo esto lo conseguiremos:

  • Aprendiendo y Practicando EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN (Pranayamas)
  • Introduciendo las RELAJACIONES y las MEDITACIONES en las rutinas diarias.
  • Utilizando el TRABAJO CORPORAL para tomar conciencia del mismo, ACEPTARLO y tonificarlo adecuadamente, para que el BIENESTAR FÍSICO facilite el BIENESTAR MENTAL que necesitamos para tomar BUENAS DECISIONES.

 

Animaos a practicar con vuestros hijos, en estas circunstancias u otras, Mindfulness, ya que tanto ello como vosotros os beneficiareis de la CALMA, SERENIDAD y CAMBIO DE PERSPECTIVA que nos ayuda a desarrollar ante la vida.

A continuación os dejo una pequeña meditación “Un Lago en CALMA” que podéis practicar junto a vuestros hijos, para que visualicen de forma fácil y lúdica la CALMA que pueden alcanzar y DISFRUTEIS de ella.

 

MEDITACIÓN «Un Lago en CALMA»

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.